sábado, 6 de diciembre de 2008

HELENA DE ALFONSO

La profesión de Helena de Alfonso esta sólidamente contruida sobre el esfuerzo, el tesón y la autosuperación. La Música, para ella, ha trascendido lo artístico convirtiéndose en una tabla de salvación donde agarrarse en los peores momentos.

En sus dos discos publicados hasta la fecha en el mercado se reflejan su extraordinaria profesionalidad, una gran voz y un marcado interés por las músicas de raíz y las tradiciones ibéricas. Ambos trabajos han arrancado unas criticas fabulosas entre la prensa especializada.

Helena heredó de su padre su amor incondicional hacia la música; juntos escuchaban todo tipo de estilos: desde los clásicos, hasta los Beatles, pasando por los grandes cantautores españoles de los 70 como Serrat. Pronto supo que la canción sería su mundo, su profesión y la luz en los momentos de gran oscuridad que la vida le depararía.

La vida de Helena, desde muy pequeña, ha estado marcada por situaciones muy duras. A los ocho años le diagnostican una retinopatía, enfermedad degenerativa en la vista, que le provoca una casi total pérdida de su capacidad visual. Seis años más tarde un cáncer le arrebata a su padre, dejando a su familia en una situación muy difícil, tanto emocional como económicamente. Helena cuenta con quince años y asume, como hermana mayor, la responsabilidad de ayudar a su madre, llegando incluso a trabajar de extra para cine y TV o vendiendo cupones para la ONCE.

A pesar de ello Helena es una chica apasionada por el arte, por la historia y por la música, su vía de escape, y se aferra con más fuerza que nunca a sus estudios de solfeo, canto y piano, disciplinas que se niega a abandonar porque, en cierta manera, le permiten seguir unida a su padre en la adversidad.

A los diecisiete años y con la madurez que le ha proporcionado su experiencia vital comienza en 1989 a cantar en formaciones de diversos estilos, acumulando experiencia en los escenarios y buscando una sonoridad propia. Paralelamente, sin dejar su pasión por la historia y el arte, va profundizando en las raíces de nuestra geografía recopilando temas del cancionero popular para arreglarlas y cantarlas con un estilo muy personal, al mismo tiempo empieza a componer sus propios temas.

Fruto de todo este proceso artístico es Barahúnda, un proyecto que nace en el 98 y que este año cumple su 10º Aniversario, en el que se vuelca en cuerpo y alma, pero no es hasta el 2002 y tras varios años de conciertos, actuaciones y colaboraciones, cuando se lanza a grabar su primer disco “Al Sol de la Hierba” rodeada de músicos de la talla de Javier Paxariño, Quique Almendros, Jaime Muñoz, Rafa Martín y Paco Benitez que, atraídos por BARAHUNDA, quisieron darle su apoyo.

Con “Una Hora en la Ventana” (Musikarte 06), su segundo disco, Helena se abre a nuevas expectativas y nuevos públicos con una producción fresca y actual, sin dejar de ofrecer las sensaciones contenidas en letras y melodías que, a pesar de ser incluso del siglo XI, hablan de emociones comunes a todos los seres humanos.

No hay comentarios: