domingo, 12 de mayo de 2013

HEXACORDE Y VANESA MUELA / 17 mayo / 19.00 h



CRÓNICA DE CARLOS MONJE. DIARIO FOLK
Agarraos es el título del último disco de la banda madrileña Hexacorde con la cantante vallisoletana Vanesa Muela, un trabajo que marca un nuevo giro en la trayectoria de ambos. Los arreglos y el contexto que Hexacorde ha querido para este trabajo son los de las orquestinas de baile de principio de siglo XX, sacando parcialmente su música del tejido campesino y dotándola de un ambiente más de salón de baile, incluso un poquito urbano, en un delicado entramado que conjuga todos esos matices sin desentonar en ninguno de ellos.
No se alejan de la música tradicional, no podrían, la llevan pegada a la piel, pero la acicalan con cariño y la visten con las modas más vistosas (de hace 100 años, no vayan ustedes a creer). El repertorio de Agarraos cuenta además de con las omnipresentes jotas, pasodobles o habas, con un foxtrot, un vals e incluso un romance a ritmo de baile agarrado.
Con un predominio de los temas tradicionales y otros a los que el paso del tiempo casi ha otorgado esa característica, también hay cabida para composiciones del propio grupo, como la Jota de la abuela Vicenta de Álvaro Aguilar y el Doble pasodoble de Ángel Goyanes.
La evolución en esta nueva entrega del grupo nos muestra cómo el clarinete, que pasa alternativamente por las manos de Fernando Llorente y Héctor López, va tornando en un estilo cada vez es más jazzero, con más espacio para recrearse, lo que se puede escuchar tanto en el vals Recuerdo florido como en el romance Muerte y casamiento enfrentados. Aún así Hexacorde conserva intacta una de sus señas de identidad, el potente sonido de las dulzainas castellanas, para lo que este equipo cuenta con una alineación de lujo: Álvaro Aguilar, Rafael Alonso y el maestro “talao” Fernando Llorente.
Casi en la mitad del disco encontramos La casa de los locos, un tema inusual entre los de Hexacorde y tampoco habitual entre los de Vanesa Muela. Escondida como un tesoro, esta tonada aguardaba a que el grupo la encontrara, la restaurara y le diera el lustre merecido para convertirse en  una de las piezas más notables del disco. En este tema, Vanesa utiliza una forma más contenida y preciosista en la forma de cantar, acabando con la voz entrelazada entre los instrumentos, como si se tratara de un instrumento más, en un trabajo de orfebrería musical. Un tema sobresaliente de principio a fin.
Uno de los cortes más originales del disco es Garrucha de bodas, un ritmo poco habitual en las grabaciones de folk y que aquí se interpreta sólo con voz y percusiones, convirtiéndose en la parte más tradicional del disco, la canción más ancestral.
Muy destacable es también la versión de Camino del Don, un foxtrot del repertorio de dulzaina de Los Talaos, en el que en su parte central por momentos se acerca al manouche, de la mano de las cuerdas de la guitarra de Ángel Goyanes y el bajo de Sergio López. Es destacable que en este trabajo de Hexacorde las cuerdas tienen más presencia que en ningún otro disco, y el cistro y la guitarra acústica armonizan y dan consistencia a todo el conjunto a la vez que el bajo ha pasado a un plano más discreto.
El disco se cierra como empezaba, con el carácter que lo impregna todo en él: una invitación explícita al baile en unas habas que bajo el título Ven a bailarevolucionan hasta un fin de fiesta de ritmo contagioso.
Coincidiendo con su décimo aniversario, Hexacorde nos entrega un disco de plenitud, con el que han conseguido la difícil tarea de superar la calidad del anterior Desbarates y con el que se consagran definitivamente como una de las formaciones destacadas en la primera división de esta complicada liga de las estrellas del folk español.
Componentes:
Vanesa Muela: voz y percusión
Álvaro Aguilar: dulzaina, saxo soprano, xaphoon, percusiones
Rafa Alonso: flautas, dulzaina castellana, gaita gallega, percusiones
Ángel Goyanes: cistro, guitarra y mandolina
Fernando Llorente: clarinete, dulzaina, gaita charra y tamboril
Héctor López: djembé, darbuka, batería, percusiones y clarinete
Sergio López: bajo eléctrico




                                                                        

No hay comentarios: