jueves, 29 de diciembre de 2011

JUAN MARI BELTRÁN Y FERNANDO JALÓN/ 9 de marzo


Xirolarrua - La Gaita de bota en el País Vasco y La Rioja

La gaita de odre o de saco es un instrumento que hace tiempo se dejo de utilizar en el País Vasco quedando los últimos gaiteros en la zona de la Rioja Alavesa que compartían el uso de este instrumento con los de La Rioja, zona en la que se mantuvo su uso de manera minoritaria hasta la década de 1950. Hemos sabido que a principios del siglo XX en muchos lugares el uso de la gaita fue sustituido por el de la dulzaina o gaita sin saco.
Pero como podemos ver en muchos documentos acerca de nuestras tradiciones que recogieron y dejaron plasmados en el papel investigadores vascos y foráneos, queda claro que esto no era así en épocas pasadas. Estos documentos escritos y los ejemplos iconográficos existentes en diversos lugares evidencian que este tipo de instrumentos musicales se han utilizado en nuestro territorio al igual que en los pueblos vecinos.
En los viejos documentos aparece con diferentes denominaciones como Cabreta, Tuta, Txaranbel, Bota o Gaita.
En el Diccionario Trilingüe del Castellano, Bascuence y Latín escrito por el Padre Larramendi y publicado el año 1745 vemos la siguiente definición: Gaita instrumento musico de cuero inchado y flauta, chirolarrua. Lat. Tibia utricularia.
En el Dictionnaire Basque-Français de Pierre Lhande publicado el año 1926 vemos: Xirolarru            L. (Hb.) musette (mus.)
 Es de estos diccionarios de donde hemos tomado el nombre o título para este proyecto que presentamos en formato de CD-libro y concierto en directo.

Juan Mari Beltran (Donostia, 1947) y Fernando Jalón (Alberite de Iregua, 1966 ) colaboran y trabajan juntos en el campo de la organología popular desde el año 1991. El año 1997 crearon la marca “txun txun” bajo la que se fabrican entre otros instrumentos como ttun-ttunes,  xirulas, dulzainas, txalapartas, canaberas y txaramelas.

Este proyecto que presentamos tiene sus antecedentes en el trabajo de recuperación del instrumento por parte del grupo “Entresaque”  de la Rioja, del que era miembro Fernando Jalón, y que el año 1991 presentó la nueva gaita de bota recuperada a partir de piezas de viejas gaitas riojanas.
Otro paso importante fue el trabajo de investigación que a petición de la “Escola Provincial de Gaitas” de la Deputación de Ourense realizó Juan Mari Beltran y que se publicó en el “Anuario da Gaita”  del año 2004 con el título Xirolarru-Gaita. La cornamusa en el País Vasco.También es evidente que la gaita de bota y la dulzaina han compartido gran parte de nuestra tradición musical y que en muchos casos lo han hecho conjuntamente, como se puede apreciar en documentos como el del archivo del Ayuntamiento de Pamplona donde podemos ver casos como el que viene a nombre de Gregorio Arrieta, músico navarro que acudió a tocar a las fiestas de San Fermín desde 1763 hasta 1794 tocando tanto dulzaina como gaita y en formaciones diferentes. También podemos apreciar el conjunto dulzaina-gaita en la iconografía alavesa.
No sabemos en que medida  y  hasta cuando compartieron agrupación instrumental pero si conocemos que en nuestro entorno y en otras partes de Europa es una formación muy conocida. De lo que también estamos convencidos es de que forman una excelente pareja sonora al modo de parejas como musette y hautbois en el Bigorre Occitano, sac de gemecs y tarota en Cataluña, biniou y bombarde así como Biniou y Gaita Escocesa en en Bretaña, o zampogna y chiaramela en las regiones de Molise y Lazio de Italia.


No hay comentarios: